fbpx

Cuando hablamos de marca personal, resulta más que probable que ya hayas escuchado el término que también es conocido como personal brand, pero quizás estés pensando en crear la tuya propia y no tengas conocimiento alguno de qué pasos debes seguir.

Antes de nada, debes saber qué significa la marca personal, entendida como la manera y forma en que tu público te percibirá, en función de cada una de las acciones que lleves a cabo, cómo te comuniques y de qué manera viralices tu contenido en el entorno digital, aunque también intervienen factores relevantes como las aptitudes y habilidades profesionales que tengas y demuestres. 

Se trata también de conocerse a uno mismo como “marca comercial” para diferenciarse y alcanzar el éxito profesional. Por lo tanto, una marca personal confluye del trabajo que se realiza día a día, el esfuerzo que se deposite y la constancia de mostrar quién eres, por qué eres diferente al resto y qué valor añadido puedes aportar. 

Gracias a la marca personal, se pueden fortalecer y destacar aquellos aspectos que te hagan único dentro de tu sector profesional y convertirte en un experto. 

Desde EMA, agencia de marketing digital en Madrid, te contamos los pasos que debes seguir si tu anhelo es crear tu marca personal.

pasos para crear tu marca personal

1. Conócete a ti mismo

Antes de plantear cualquier estrategia para tu marca o llevar a cabo cualquier acción, debes realizar un ejercicio de conocimiento personal para saber cómo eres, cuáles son tus puntos fuertes y débiles, en qué puedes destacar y a qué quieres que el público asocie tu marca personal. 

Ten en cuenta que nos encontramos en un mundo donde la competencia es cada vez mayor y la homogeneidad es abundante. Por lo tanto, debes plantear ese valor diferencial que será eficaz y útil para plantear tu marca personal. 

conocerse a uno mismo

Así pues, deberás decidir cómo vas a posicionarte, es decir, en qué campo se va a desarrollar tu marca personal, ya sea como emprendedor, profesional de una empresa, experto de un tema concreto, embajador de marca, etc. Sea cual sea tu campo, es esencial que lo tengas definido para poder, posteriormente, hacer uso de las herramientas comunicativas adecuadas que te posicionarán. 

2. Define tus metas

En muchas ocasiones, se comete el error de ir planteando los objetivos sobre la marcha o, directamente, dejarlos para el final. De esta manera, las consecuencias serán negativas y afectarán directamente a la reputación de tu marca. 

Por ello y dentro de tu estrategia planteada, debes incluir la definición de las metas que se pretenden alcanzar. Así que, una de las primeras acciones que debes llevar a cabo es el planteamiento de tus objetivos y una buena forma de hacerlo viene de la mano del planteamiento de algunas cuestiones que pueden servirte de ayuda; tales como: cuáles son los objetivos a nivel profesional que deseas, cuál es tu meta última a la que quieres llegar, si quieres conseguir más y nuevos clientes, cómo te ves en unos años, etc. 

definir los objetivos

Puedes plantearte infinitas metas y, es por ello, por lo que debes escoger cuáles son las estrictamente relevantes y necesarias. Y la mejor forma de priorizar y asegurar que se vayan a cumplir son los objetivos S.M.A.R.T.

3. Establece tu público objetivo

Puede llegarse a pensar que con la creación de contenido de calidad puede atraerse a la audiencia, pero ¿realmente garantiza el éxito? Es importante la creación de contenido valioso y pueden obtenerse numerosas ventajas, pero no significa que ese sea tu público objetivo ideal. 

Invirtiendo las cosas, o sea, definiendo primero a tu público es la manera correcta que servirá de aliada para la creación de contenido y te facilitará cumplir tus objetivos. 

define tu público objetivo

Una buena estrategia puede ser la definición de tu buyer persona, teniendo en cuenta que te ayudará a encontrar a tu cliente ideal, creando un personaje ficticio con el que el usuario se sienta identificado, por las características que contenga. 

4. Crea tu mensaje y tu tono comunicativo

Una vez que ya te conozcas a ti mismo, tengas definidos tus objetivos y también tu público objetivo, llega el siguiente paso en la creación de tu marca personal. Es la hora de definir el mensaje que vas a transmitir y, por supuesto, con qué tono lo vas a comunicar. 

Un buen consejo que nunca debes olvidar es la utilización de palabras sencillas, objetivas y directas que compongan frases cortas. Sé sincero y cuenta tu historia para que la audiencia sepa quién eres, con un tono positivo, que transmita confianza, simpatía, humildad y que motive al público. 

De ti depende alcanzar esa conexión emocional con el cliente/usuario que, al leer tu mensaje, sienta la necesidad de escogerte ya que se siente identificado contigo y le transmites algo que nadie le ofrece. Por eso, la combinación del tono comunicativo con el que transmitas el mensaje será clave para el futuro de tu marca personal. 

5. Diseña tu imagen corporativa

Otro factor importantísimo viene con la creación de tu imagen corporativa, aquella que refleje y plasme las características de tu personal brand. Normalmente, este paso no suele ser tarea fácil ya que es complicado encontrar una imagen corporativa apropiada y acorde para tu marca personal. 

Por lo tanto, resulta indispensable tomar en consideración algunos factores que pueden servirte de ayuda: 

  • Define los principales conceptos con los que el usuario pueda identificar tu marca personal
  • Busca objetos que estén relacionados con tu perfil 
  • Sé creativo a la hora de determinar la tipografía o el color que más se ajuste a tu persona 

Es evidente que toda marca personal lleva inscrita en sí misma una imagen corporativa que se adecúe a su identidad y que defina su marca personal. Recuerda que, a veces… ¡una imagen vale más que mil palabras!

6. Desarrolla tus acciones

Como ya se ha mencionado previamente, la constancia es una de las características que necesita cualquier marca personal, ya que no crecerá por sí sola y que no caiga en picado, depende de las tareas, rutinariamente. 

Por lo tanto, debes elaborar una guía y planificar las acciones que irás llevando a cabo. Normalmente, suele establecerse un “calendario de acciones” que conforme la progresividad y totalidad en este paso que conlleva pasar a la acción; desde la creación de blogs, pasando por publicaciones en diversas redes sociales hasta la elaboración de cualquier campaña de marketing digital que te ayude a cumplir tus objetivos. 

lleva a cabo tus acciones

Lo cierto es que existen infinitas acciones que contribuyen al crecimiento próspero y óptimo de tu marca personal, pero ese crecimiento también está condicionado por tus actitudes y aptitudes a la hora de aprender y mantener un esfuerzo constante. 

7. Mide y valora tus resultados

Debes tener en cuenta que las plataformas donde se mueve más información acerca de la marca personal se encuentran en las redes sociales. Llegados a este punto, llega el paso de conocer cuál ha sido el impacto que ha tenido tu estrategia, tras haber seguido los pasos adecuados, valorando los resultados. 

mide los resultados

Para ello debes tener en cuenta las métricas que te ofrecerán exhaustivos informes con los resultados de tus acciones llevadas a cabo y, además, comprobar si se han cumplido o no los objetivos planteados. 

De entre las múltiples métricas que existen, es reseñable destacar algunas como el alcance, para realizar un balance del número de seguidores, el engagement, para conocer el grado de fidelización que se ha alcanzado con el público o el número de visitas, para medir tu tráfico web. 

 

Nunca olvides que la creación de tu marca personal es una pieza clave que determinará, en mayor medida, tu futuro profesional y estamos convencidos de que, siguiendo estos pasos, no necesitas más preparación para darte a conocer. Sé tu mismo, apórtale al usuario ese valor añadido y sé único en el sector profesional en el que te quieras desempeñar.  

En EMA, agencia de marketing digital, apostamos por las personas y te brindamos toda la ayuda que necesites para destacar y ser el número 1. 

Ir al contenido