fbpx

La eficiencia y la inteligencia son dos factores clave que se necesitan en cualquier estrategia de marketing digital y marcar una serie de objetivos pueden ayudar, eficazmente, a planear la estrategia y alcanzar los resultados esperados. La pretensión es siempre alcanzar el éxito profesional. 

Y nosotros lo tenemos claro: para que tu trabajo sea productivo, hay que ser inteligente o, como nos gusta afirmar en marketing, SMART. Por eso, desde EMA, agencia de marketing digital en Madrid, te traemos las claves para que establezcas objetivos claros y lleves tu marca hasta el infinito y más allá. 

Desde EMA, agencia de marketing digital, te ofrecemos los cinco pasos que debes seguir al pie de la letra para diseñar los objetivos SMART de los que tu empresa no puede prescindir. 

Objetivos SMART

¿Qué son los objetivos SMART? 

Antes de comenzar, es fundamental dejar claro el concepto. Como tantos otros términos, la palabra procede del inglés. En concreto, nace de la mano del Consultor y Director de Planeación para la Compañía de Agua de Washington, George T. Doran quien estableció la necesidad de crear objetivos inteligentes y eficaces para la estrategia de marketing mediante su artículo: There’s a S.M.A.R.T. way to write Management ‘s Goals and Objetives o en castellano:  Hay una manera inteligente para escribir metas y objetivos de la administración.

objetivos smart

Desde aquel momento, las empresas han ido adoptando la herramienta SMART como fórmula esencial para crear los objetivos que su negocio necesita y unos óptimos resultados. Atención a las siguientes siglas SMART: específico, medible, alcanzable, relevante y a tiempo para crear tus objetivos de marketing

 

¿Por qué son importantes? 

En todos los ámbitos es importante contar con objetivos claros y definidos. También en el área del marketing. Los objetivos definen la estrategia y la estrategia marca nuestras acciones. En otras palabras, los objetivos son importantes porque son nuestra hoja de ruta, nos mantienen enfocados y nos hacen llegar adonde queramos. 

Specific – Específico

Tu objetivo debe clarificar y especificar qué es lo que se quiere conseguir y de qué manera. Y para eso, tu objetivo debe ser lo más específico posible. ¿Cómo? Teniendo en cuenta las 4-W

 

  • What: qué queremos conseguir (de manera detallada)
  • Who – quién va a encargarse de cada uno de los objetivos 
  • Which – posibles obstáculos reales, para ir siempre un paso por delante 
  • Where – definición del canal. 

 

específicos objetivos

Una vez contestadas las preguntas anteriores, nos será muy fácil identificar y trabajar sobre los objetivos que nos hemos propuesto. Cumplirlos ya no supondrá un reto tan complejo, si no una tarea más.

 

Measurable – Medible

Los datos cuantitativos y cualitativos son fundamentales para medir y evaluar tus objetivos, empleando los indicadores que te lo mostrarán. 

En marketing contamos con los KPIs (Key Performance Indicator) que son los que te permitirán saber si vas por el buen camino. Algunos ejemplos que te pueden servir de ayuda son: el costo por clic, el costo por conversión, el número de visitas a la página web, el costo por captación de leads…

Asimismo, se pueden complementar los objetivos, previamente mencionados, específicos y añadirles el plus de las métricas, mediante valores cuantitativos. Algunos objetivos pueden ser: Incrementar un 30% el número de visitas a la página web, disminuir un 15% el precio de captación de leads o aumentar un 50% el número de suscriptores a la newsletter. 

Eso sí, atención, que es necesario revisar los KPIs cada cierto tiempo para asegurarnos que nuestro plan va viento en popa. 

 

Achievable – Alcanzable

Las metas no sólo son el indicador del final de una carrera de atletismo o ciclismo; también son aquellas que deben marcarse, de manera realista y objetiva, para el cumplimiento de tus objetivos SMART. No te propongas nada irreal que no puedas conseguir. 

Soñar a lo grande es fantástico, pero debemos siempre mantener los pies en la tierra para no arriesgarnos y salirnos del camino. Hay que tener en cuenta los recursos al alcance de las empresas o del equipo a la hora de establecer los objetivos. 

Por ejemplo, si antes proponíamos el objetivo de aumentar un 30% el número de visitas a la página web, el cómo lo harás podría ser mediante la creación de contenido (marketing de contenidos) esto no podremos hacerlo si no contamos con una agencia que nos ayude a la creación de los contenidos y los diseños, o tenemos un miembro de la empresa que se dedique a esta función. 

alcanzables objetivos

Un dato significativo: originalmente la A estaba por Assignable, es decir, especificar quién se encargará de hacer la tarea para cumplir con el objetivo. ¿Interesante verdad?

 

Relevant – Relevante

Antes de diseñar los objetivos, debes analizar lo que tu marca/empresa necesita y cuáles son sus objetivos generales y específicos. No se puede inventar un objetivo o emplear uno que, por mucha relación que tenga, no se relacione con lo que persigue la empresa. De ahí la palabra relevante y tener en cuenta la importancia de enlazar esos objetivos a los tres pilares fundamentales de cualquier negocio de marketing digital: misión, visión y valores

Una buena idea puede ser la de reunir a todo el equipo y hacer un Brainstorming como aliada para buscar esa relevancia en los objetivos acorde a los de la empresa y plantearse si merecen la pena y los beneficios que se pueden obtener. 

hacer brainstorming

Por ejemplo, un objetivo relevante para la captación de leads puede ser los que provienen de Google Ads o emplear campañas de marketing automatizado para rebajar el precio de captación de adquisición de estos.

 

Timely – Plazo definido

Es indispensable y necesario marcar fechas en las que lograrás todos los objetivos planteados, marcando tiempos para cada objetivo y, sobre todo, cumplirlos

Debes marcar fechas límite, cuánto tiempo te ocupará la ejecución de los objetivos y cuando quieres lograrlo. 

plazo definido

Por ejemplo, el objetivo de aumentar el número de visitas a la página web, puedes marcar los tres próximos meses para cumplirlo y una fecha límite como puede ser el día 1 del mes siguiente a esos tres.  O, también puedes marcar el primer trimestre del año para cumplir el objetivo de disminuir el precio de adquisición de leads. 

Por cierto, si echabas de menos una W en el primer punto del blog, la puedes encontrar en este apartado. El When: ¿Cuándo vas a conseguir tu objetivo? ¿Cuánto vas a tardar? Cuando tienes en mente qué acciones tomar para una estrategia específica, es más sencillo priorizar y controlar. De esta manera, ahorramos un tiempo muy valioso y ganamos en tranquilidad. ¿Por qué? Porque en el caso de no llegar al objetivo en el tiempo estimado, podemos analizar de manera sencilla dónde hemos fallado y probar otra estrategia. 

Los objetivos SMART no son una fórmula mágica, pero sí una herramienta útil que te marca el camino para poner todo el esfuerzo y dedicación en una meta clara. 

En EMA, agencia de marketing digital en Madrid, esperamos que esta técnica te sirva como empujón para cumplir con todas tus metas. ¡Quién la sigue la consigue! Y recuerda: aquí no hay errores, solo aprendizaje.

Ir al contenido