fbpx

Emprender nuevos proyectos suele ser una tarea compleja que requiere de esfuerzo, tiempo y mucha inversión inicial. Las nuevas tecnologías avanzan de manera estrepitosa y podríamos decir que la inmediatez en relación a las demandas por parte de usuarios y clientes juega un papel clave. En un mundo en constante movimiento y evolución, una de las técnicas empleadas en el ámbito del marketing digital y que viene pisando fuerte desde los inicios son las Newsletters o campañas de email marketing. 

Algunos de los beneficios de estas campañas pueden ser: el trato y la comunicación personalizada con el cliente, el incremento de ventas, una mejora en el posicionamiento o el aumento de visibilidad y engagement de tu marca, empresa o servicio. 

Sin embargo, todo beneficio tiene un gran trabajo detrás y requiere de profesionales para llevar a cabo la mejor estrategia posible. Aunque eso no significa que haya leyes “universales” que consigan acercarte a tus objetivos. 

Desde EMA, agencia de marketing digital en Madrid, te ofrecemos las 5 leyes del Email Marketing que tienes que tener en cuenta para triunfar. ¡Huele a futuro!

5 leyes email marketing

Frecuencia en el envío de Newsletters

La preparación de una campaña de email marketing es un hueso duro de roer y requiere mantenerse en la cresta de la ola. Piensa que tus suscriptores son lo más importante ya que son los mismos los que se han dado de alta para recibir información relevante sobre algún tema en concreto o por que quieren recibir noticias, tales como descuentos, ofertas, etc. 

Merecen atención por haberse suscrito a tu newsletter y no debes defraudarles. 

Para ello, debes hacerte una pregunta antes de comenzar a mandar contenido: ¿con cuánta frecuencia eres capaz de garantizar contenido a los lectores de tu newsletter? Una vez que hayas meditado esta cuestión, llevarás un camino u otro en función de si eres una pequeña o grande empresa. 

En el caso de las pymes y los autónomos, suelen dedicar menos horas a la actividad de su contenido y la newsletter suele ser actualizada semanal o quincenalmente, con posts, ofertas, recomendaciones, noticias… Y en el caso de las grandes empresas como un periódico generalista digital, suele ser más frecuente el envío de contenido diario

Es indispensable revisar, al menos, los cuatro parámetros básicos que miden las estadísticas de tu campaña, tales como: las aperturas, los clics, los rebotes y las bajas para aprender de posibles errores pero sobre todo, sacarle partido a nuestros aciertos.

frecuencia newsletters

La importancia de los análisis reside en la posibilidad de observar la evolución que uno va teniendo en su campaña y saber si en qué mejorar o no. El mejor de los consejos consiste en establecer una periodicidad fija a la hora de actualizar el contenido, cumplir con los plazos previstos y planificar previamente los envíos. 

De ese modo, te obligarás a ser constante con tus suscriptores y ellos recibirán esa constancia de poder disfrutar de todas las novedades en un tiempo determinado. Es indiferente si envías contenidos con más o menos frecuencia, lo primordial es cumplir con una frecuencia establecida previamente a la que se compromete el empresario y de la que esperan sus suscriptores y sobre todo, la calidad. 

Un objetivo por correo

El correo electrónico sigue siendo importante cuando hablamos de canales de comunicación. Su inmediatez, rigurosidad y alcance permite estrechar y aumentar el vínculo con el usuario o cliente potencial. Además, podemos mediante una comunicación más personalizada y cercana y, por si fuera poco, su gran accesibilidad posibilita llegar a una audiencia globalizada

Otro de sus puntos a favor es que la información llega directamente a la bandeja de entrada del destinatario, lo que le permite llegar al mensaje, rápida y fácilmente. Por no mencionar el aumento de dispositivos que cuentan con acceso directo a los principales buscadores, como los móviles, las tablets o los portátiles.

En primer lugar, establece cuál será el objetivo de tu mensaje, ya que el emailing puede hacerse para conseguir nuevos clientes, fidelizar los actuales, aumentar las ventas, ofertar un producto o servicio… Deberás marcar un sólo y único objetivo en cada mensaje enviado; de lo contrario el usuario no sabrá a qué atenerse y una mezcla de contenidos le generará rechazo. Después, establece tu base de datos y segmenta la lista de contactos en función de sus intereses. 

emailing

Así pues, diseña, planifica y personaliza el mensaje. Nadie podrá resistirse a hacer click en tu correo. De nuevo, recuerda marcar siempre cuál es el objetivo del mensaje que envías y… ¡Pasito a pasito, objetivo conseguido!

Contar historias

Parece que lo tradicional nunca pasa de moda y siempre vuelve para convertirse en un aliado más. Los cuentos tradicionales han llevado siempre consigo un mensaje (moraleja) que dejaban cautivado al lector y es ahí donde reside la eficacia de las historias. Contar historias ha sido, es y será siempre una potente herramienta para transmitir información y captar la atención del usuario/cliente. 

Es importante generar un contenido atractivo mediante el relato y conseguir esa conexión emocional entre la marca y el cliente, que desprenden las historias. 

Además, hay que recordar cuáles son esos principales objetivos que persiguen las historias

  • Crean un vínculo emocional entre la marca y el cliente/usuario
  • Generan recuerdo en el cliente
  • Conforman la herramienta para mostrar el yo identificativo de la marca

La libertad es plena y absoluta ya que puedes crear la historia que quieras, pero la adecuada para conseguir tus objetivos; por ejemplo, puedes crear un personaje ficticio con el que se sienta vinculado el usuario o puedes relatar las ventajas que el cliente puede obtener con tu producto, marca o servicio a través de una historia real. 

contar historias

“El marketing es el arte de convertir al cliente en el héroe de tu historia” ¡Atrévete con el storytelling!

Acostúmbrate a que te desuscriban

A la hora de elaborar tu campaña de marketing te enfrentas a los riesgos de perder suscriptores que no hayan sido lo suficientemente satisfechos con tu newsletter. Puede parecer algo negativo al observar en las estadísticas cuando las bajas se incrementan, pero hay que verlo como algo positivo, como una llamada de atención que requiere al 100% tu empeño de volver a captar esos suscriptores. 

En algunas ocasiones, las empresas suelen enviar un mensaje de despedida, como un simple adiós. Una estrategia buena y meditada que nos hace plantearnos la siguiente cuestión: ¿por qué no aprovechar una fría despedida para convertirla en una calurosa bienvenida? ¿Te atreves?

Recuerda que no sirve de nada abarrotar la bandeja de entrada del destinatario con mensajes vacíos que jamás harán que vuelva; reflexiona detenidamente las posibilidades de volver a captar a esos suscriptores y lánzales un mensaje que les impacte y les haga replantearse las cosas. 

Puedes optar por un mensaje que les recuerde la propuesta de valor de tu newsletter, darles alternativas de suscripción que se adapten mejor a sus necesidades o lanzarles una invitación a tus canales de Redes Sociales. 

Tirar la toalla no es plato de buen gusto y aquí te servimos el éxito a la carta. 

No tener miedo a vender

El miedo es, en ocasiones, la peor de las pesadillas, lo que atormenta la mente de cada uno en el momento más inesperado. Pero no hay que temer al miedo. 

Uno de los temores más frecuentes que condicionan la venta eres . Parece sorprendente, pero los clientes temen ser manipulados por un vendedor que sólo vende. Por ello, no debes empeñarte en esa palabra que ciega a todo el mundo, sino que tienes que convertirte en el mejor de los expertos sobre el tema, producto o servicio que desees vender y solucionarle al cliente su problema existencial. ¿Para qué me lo compro?

Por otro lado, debes verificar y poner a prueba la calidad del producto o servicio que ofreces, aportando al cliente la experiencia de otros anteriores que, han salido encantados; genera confianza y demuéstraselo ofreciendo varias alternativas como la garantía del producto o los plazos de devolución si no sale satisfecho. Lo importante es tener en cuenta que el beneficio es para ambos y que el uno depende del otro; sin venta no hay compra y sin compra no hay venta. 

vender marketing

Por si fuera poco, el miedo puede convertirse en una estrategia de venta y los expertos lo han demostrado a lo largo de los años; cabe destacar la estrategia de FUD (fear, uncertainty, doubt:  miedo, incertidumbre y duda) desarrollada en los años 70 para potenciar el miedo del consumidor a base de preguntas que estimulaban la motivación de compra. “Al crear una duda, vender un problema y vender una solución, el consumidor emplearía la preocupación como motivación que le acercaba al producto”. 

Llegados a este punto, puede afirmarse que ya tienes interiorizadas estas leyes fundamentales que construirá tu campaña de email marketing de la que, sin duda, no te arrepentirás. Tus clientes/usuarios están ahí. ¡No les hagas esperar!

En EMA, agencia de marketing digital en Madrid, podemos ayudarte a cumplir todos tus objetivos, pues… ¡tus sueños son órdenes para nosotros!

 

Ir al contenido