fbpx

La digitalización nos ha dado la oportunidad, gracias a la información de calidad, de poder conocer a los clientes con un nivel de detalle muy elevado. Sistemas como el CRM o el marketing automation aprovechan esos datos para optimizar, con la ayuda del big data, las interacciones con este. No obstante, si quieres explorar todas las posibilidades que la tecnología te ofrece, es mejor apostar por estrategias compartidas y que te permitan obtener sinergias.

CRM y marketing automatizado: qué son y en qué se diferencian

Aunque tanto los sistemas de gestión de relaciones con el cliente como el marketing automatizado utilizan los datos obtenidos de la interacción con los usuarios, lo cierto es que tratan de dar solución a momentos muy diferentes en el proceso comercial. El CRM facilita las acciones y la toma de decisiones relacionadas con el proceso de venta y de atención al cliente, mientas que la mercadotecnia automatizada, como su propio nombre indica, lo hace centrándose en su disciplina.

A nivel práctico, los datos analizados y registrados en el Customer Relationship Management se basan en la interacción con el cliente, con el objetivo de mejorar su relación con este. Con el marketing automation se estudia el comportamiento de los usuarios y se intenta atraerlos hacia la siguiente fase del funnel de ventas, comprendiendo mejor su perfil e intereses y realizando acciones de comunicación.

Para que lo comprendas mejor, la gestión de relaciones con el cliente pretende contestar a la pregunta «¿qué puedo ofrecer a mi comprador potencial para cerrar la venta y conseguir su satisfacción?». Por su parte, el marketing automatizado se plantea cómo y a quién tienes que dirigir acciones de comunicación para dar a conocer tu empresa, marca o producto.

En suma, ambas disciplinas utilizan la información para actuar de forma eficiente… Pero, en lugar de buscar los mismos objetivos, funcionan de manera complementaria. Cuando utilizas ambas, primero contarás a tu audiencia quién eres y, después, atraerás a los interesados para cerrar la venta.

Por qué debemos integrarlos

Con la integración de sistemas estarás utilizando, una vez más, la tecnología a tu favor. No solo te podrás beneficiar de las ventajas de utilizar los datos para mejorar tu estrategia de venta o tu estrategia de marketing, sino que también podrás crear sinergias entre ellas y optimizar procesos. Algunos de los efectos directos que vas a notar son los siguientes.

Eliminarás duplicidades

Una de las ventajas más evidentes de la integración es la mejora de la eficiencia. Todo el mundo trabajará con la misma información, por lo que resultará más sencillo remar en la misma dirección. Por otra parte, podrás minimizar las tareas repetitivas y tediosas y, en consecuencia, conseguir que los equipos dediquen más tiempo a diseñar las tácticas.

Unas ventas más eficientes

Todos estos sistemas están diseñados para conocer mejor a tu audiencia y así poder ser más eficaz en la venta de tu producto. Integrar el aprendizaje que vas obteniendo en todos los procesos te ayudará a perfeccionar ese conocimiento y, por tanto, a afinar mucho más la puntería a la hora de saber qué ofrecer a tu consumidor, cuándo y cómo.

Un proceso más organizado y coordinado

A medida que los usuarios avanzan por el funnel de ventas, estos van teniendo más posibilidades de convertirse en compradores. Coordinando el marketing con la gestión de relaciones con los clientes sabrás en qué punto se encuentra cada uno. Así podrás diseñar acciones personalizadas y a la medida de tus necesidades.

Como puedes ver, unir el CRM con los procesos de marketing automation te permite exprimir al máximo todas las opciones que te ofrecen las nuevas tecnologías. Para conseguirlo, solo tendrás que elegir el sistema que ofrezca soluciones más adecuadas para tu modelo de negocio. Visita nuestra web si quieres saber más. ¡Te esperamos!